Startup: 4 cosas que podemos aprender de John Mayer

John Mayer es uno de los artistas más conocidos de la industria de la música. Muy aparte de sus amoríos con artistas pop y mujeres de la pantalla grande; el buen Mayer, cuando no está diciendo chistes, se dedica a crear las mejores canciones que uno puede escuchar.

En el tema musical siempre existe discrepancias, pero todos afirmarán que su manera de cantar, su capacidad de componer e interpretarlas en vivo lo convierte en un artista para ser admirado. Esto sin mencionar que es un prodigioso en la guitarra.

Sumando sus dotes artísticos cómo podríamos aplicar su carrera artística para aplicarlo en nuestro startup. Yo les explicaré cómo las cualidad del autor de “your body is wonderland” puede ayudarnos en mejorar nuestro emprendimiento

Estilo propio

Al despegar con su album “Room for Squares” su estilo se podía describir como pop. Un estilo pegadizo que sirve para las radio y que fácilmente puede entrar en el mercado de la música, pero su “pop” era totalmente distinto cuando mezclaba su tendencia al blues y punteos propios de un jazz – rock.  Mayer además de tocar de manera diferente, destacaba por la manera como cantaba. Su voz cálida en los graves y sus falsetes en momentos precisos, para darle soltura a la canción, imprime su marca en cada melodía. Como él, nadie canta. Es su sello la manera como toca la guitarra mientras entona a su ritmo.

Esto es indispensable para tener una startup. Como emprendimiento tenemos que ser frescos, único y por supuesto tener estilo propio. El estilo marcará nuestra manera de trabajar porque es nuestra manera de respirar, de comer y de vivir. Forzar a ser algo que no somos solo agudiza los problemas de identidad. Ser nosotros mismos y trabajar siendo consciente de ello, nos ayudará.

Empatia con el público

No solo sirve cantar bien, se tiene que transmitir al público las sensaciones de la canción. John en cada presentación en vivo interactúa con el público y  hace partícipe en cada parte del concierto.  Aveces no hace falta conversar todo el tiempo, pero basta la complicidad del artista con el público para hacer que el espectaculo valga la pena.

En una Startup al vender un servicio o idea tenemos que transmitir más allá del concepto básico. El personal de la empresa y el CEO de ella tiene que motivar al usuario el entusiasmo de un emprendimiento, de su sentido fresco y positivo que trae consigo estar a lado de una startup y apoyarla. Esa complicidad con los clientes potenciales tiene que relucir. Ellos tienen que sentir que de verdad es una empresa joven compuesta por jóvenes entusiastas y trabajadores. La gente quiere ser tratada como Google, no como Microsoft.

Innova en su carrera

Mayer no solo se quedó en el pop experimental. Ha trabajado en lo largo de su carrera con el jazz, soul y hasta el country (de la mano de Taylor). Si uno escucha su primer cd y lo compara con el último, se dará cuenta que no existen relación alguna. No se ha estancado tocando lo mismo. Él siempre trata de hacer ritmos diferentes y también temáticas distintas.

Ahora tiene un ritmo más folk y country. Ha dejado atrás su paso por el pop más juvenil y está en temáticas introspectivas.  Mayer ya no es un joven y acorde a su edad, sus maneras de expresarse también varían. Esto no quiere decir que sea aburrido, solo tiene otra manera de enfocar su creatividad.

Guiándonos al aspecto tecnológico: Mayer fue el primer artista en usar realidad aumentada en un video que lo colgó en su web. Atrajo a miles de visitas hacia su página y generó que sea comentado este suceso como noticia en todas partes del mundo.

En una Startup siempre tenemos que estar en constante movimiento. El que no aprende cosas nuevas, no progresa. El estancamiento es peligroso en las empresas y más en emprendimientos. Muchas veces los logros y metas se miden a través de cuanto conocimiento adquirido se ha alcanzado.

Se rodea de gente con demasiado talento

Mayer ha tocado con gigantes de la música y eso ha ayudado para que su carrera sea más conocida y además tenga nuevas experiencias.  Esto no es necesario explicarlo tanto. Es así de sencillo: estar rodeado de gente con talento ayudará a la empresa y te ayudará personalmente a ser mejor persona.

Un emprendimiento se jacta de tener un equipo reducido pero talentoso que brinda una solución ante una necesidad latente que no ha sido cubierta, o no es cubierta como se debería. El talento es tan vital en una empresa, que las más tradicionales sufren mucho porque no saben como retener al personal valioso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *