Es necesario fallar para triunfar

“No he fracasado 99 veces, he descubierto 99 formas de cómo no hacer las cosas” – Thomas A. Edison

El fracaso es un gran enemigo de la cultura occidental acostumbrada a medir solo objetivos. Desde niños nos introducen el chip de alcanzar la excelencia sin sufrir. La cultura del chancón es menospreciada y peor si ese “quemapestañas” falla.

Houston hemos fallado

Al fallar se siente muchas cosas. Nos damos cuenta que lo que pensábamos que estaba bien era todo lo contrario. Caemos en la desesperación con la ilusión que nadie o casi nadie se de cuenta, pero luego las burlas o las críticas caen por su peso. Hemos fallado. Cada uno afronta la desazón de diferentes maneras. Otros se ríen, la mayoría se enoja. El enojo se activa y causa la frustración.

Conforme pasan las horas, nos vamos calmando pero hay otros que no logran superarlo y se autocastigan.  Es allí cuando ese sentimiento se convierte el enemigo más fuerte que hayas podido imaginar.

¿Qué hacer?

Pues nada. Duerme o canta. Olvídate. Olvídate porque el error es pasajero y uno tiene que seguir remando. Las campañas publicitarias, las ideas, los proyectos se pueden caer por malas gestiones o por no tener visión empresarial. Esto no solo te pasará a ti, le pasará a todo el mundo y hay que afrontarlo. Que ese dolor no dure mucho y tu ánimo te permita seguir adelante.

Yo te recomiendo leer el libro de Eric Ries . Una de las lineas memorables de su libro llamado Lean Startup es quizá este fragmento donde narra el sentimiento que tuvo cuando primer negocio se acabó:

We tried desperately to raise more capital, and we could not. It was like a breakup scene from a Hollywood movie: it was raining, and we were arguing in the street. We couldn’t even agree on where to walk next, and so we parted in anger, heading in opposite directions. As a metaphor for our company’s failure, this image of the two of us, lost in the rain and drifting apart, is perfect.

 Antídoto

Lo que pueden hacer cuando sientan que han fallado rotundamente es leer la frase que les he puesto sobre Eric Ries y trabajar. Siempre recurro a esa parte del libro para entender que el error y el fracaso es parte del aprendizaje.  El error te debe llevar a la reflexión sobre tus actos y los futuros hechos que pueden pasar. Equivocarte solo debe llevarte a encontrar el antídoto para no volverte a equivocar de nuevo.

Consejo

  • Si se ríen de tu fracaso o lo aplauden, hazlo con ellos. No hay mejor cura que afrontar con buen ánimo y dando un mensaje al universo que también aplaudes tus desaciertos.
  • Escucha música o relájate antes de continuar. Las peores decisiones se toman cuando uno tiene la cabeza caliente.
  • Sigue trabajando.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *